Cómo sacar un extra en la venta de tu producto o servicio

Todas sabemos lo que cuesta hacer una venta, hoy en día no es nada fácil, entre la inflación, el miedo a una recesión o una crisis y con una altísima competencia, vender se ha convertido en un arte, así que si lo consigues ya te das por satisfecha.

¿Y si te digo que puedes sacarle un extra a tus ventas? Es decir, que en el mismo proceso de venta, puedes conseguir que tus clientes te compren algo más.

¿Y esto cómo se consigue? Pues mediante un Upsell, un Downsell y un Crossell.

Ya, te está sonando a chino, ¿Verdad? Pues aquí te lo explico de manera muy sencilla.

Un Upsell es algo que se vende de más que mejora el producto o servicio que estás vendiendo. Sería la versión PRO del producto o servicio. Pero con un ejemplo siempre se entiende mejor.

Imagínate que vendes formaciones pregrabadas, eso sería lo que tú estás vendiendo, esos vídeos de esas formaciones. Imagínate que quieres sacarle un extra a tus cursos, pues puedes ofrecer unas mentorías, un seguimiento personalizado, unas sesiones personalizadas. Es algo que mejora el producto o servicio que estás vendiendo por un precio superior.

O si vendes productos, por ejemplo bolsos, sería la cartera de mano que va a conjunto con el bolso.

En cambio un Downsell se utiliza para vender algo a un precio inferior. Por ejemplo, no nos han comprado por ser un producto o servicio que no pueden pagar y se quedan con la versión inferior, restringida.

Algunos ejemplos: un evento, por ejemplo en presencial tiene un precio más elevado por toda la experiencia que conlleva, puedes vender entradas online a un precio más bajo que no tiene toda la experiencia que es estar en presencial.

Otro ejemplo siguiendo con las formaciones sería, si vendes formaciones con seguimiento o mentorías individuales, el downsell sería venderlas sin ese seguimiento a un precio inferior.

Y con respecto a los productos, sería vender ese producto en la versión más sencilla, por ejemplo, un café simple, una libreta sencilla, un coche sin sus extras, una hamburguesa sin sus patatas…

Finalmente el Crossell se hace justo en el momento de la compra, y se ofrece algo complementario y de poco valor, normalmente suele rondar el 5% del valor de la compra que estamos haciendo. 

Como ejemplos en servicios tenemos, siguiendo el tema de las formaciones, podemos ofrecer por un poco más unas plantillas, un check list, un ebook..que complemente la formación que estamos vendiedo.

Con respecto a los productos, por ejemplo ofrecer un pequeño monedero a juego con el bolso, hacer el menú grande de la hamburguesa con las patatas por un poquito más, etc.

Como ves, son formas de aprovechar el momento de la venta, en el que nuestro cliente ya está decidido a comprarnos y es más sencillo que se decida a adquirir la versión superior o comprar algo complementario.

El downsell es más para aquellos clientes que quieren comprarnos pero que no pueden acceder a la versión pro, o que simplemente prefieren empezar por algo más sencillo para probar y ver si les gusta nuestro producto o servicio y después ya adquirir la versión superior.

Si tienes tu producto o servicio y aún no tienes un upsell, un downsell o un crossell, te aconsejo que le des una vuelta y aproveches estos complementos que te ayudarán a vender más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.