¿Quieres ser un referente en tu sector? Apunta estos trucos

Cuando piensas en tu sector, ¿Quién se te viene a la cabeza? ¿Y cuando piensas por ejemplo en agendas, finanzas, emprendimiento, comunidades..? Seguro que tienes algunos nombres y caras que tienes en mente antes que otros, ¿verdad?

Se han convertido en referentes para ti, personas a las que sigues, de las que lees su contenido, su blog, escuchas sus podcast, etc. 

¿Y cómo han llegado hasta ahí, hasta estar en tu “Top of mind”?

Pues ya te aseguro que no ha sido de la noche a la mañana, se lo han currado, y mucho, con trabajo de ese que no se ve, del que pasa desapercibido hasta que un día resulta que parece “aparece de golpe”.

¿Conoces la leyenda del bambú?

Cuenta la leyenda japonesa que hace muchos años dos agricultores compraron unas semillas que no conocían y que les vendieron en un mercado, les dijeron que solo necesitaban abono y agua y que eran muy especiales.

Fue pasando el tiempo y no veían ningún fruto, así que uno de ellos decidió desistir y dejar de regar las semillas, en cambio el otro siguió puesto que pensaba que no tenía nada que perder.

Hasta que pasados 7 años emergió un bambú de 30 metros en 6 semanas. 

Y esto sucede porque el bambú, durante sus primeros años, genera un sistema muy complejo de raíces para permitirle crecer tanto y sostenerse. Y esto no se consigue solo con paciencia, sino con cuidados y mimo, porque recuerda que el otro agricultor dejó de abonar y regar su bambú y no creció.

Pues con el emprendimiento pasa lo mismo, trabajamos y trabajamos y parece que nunca se dan los frutos, por eso es tan importante antes de decidir emprender que calcules si podrás sostenerte sin ingresos durante un largo periodo de tiempo, y no desistir ni tirar la toalla.

Para convertirte en referente debes estudiar a tu cliente ideal, empaparte de él, conocer qué le mueve, qué inquietudes tiene, investiga sobre sus puntos de dolor, infórmate, explícale las cosas con mimo y detalle, hazle ver que le entiendes, que si no sabes algo lo averiguarás, que estás ahí para solventar sus dudas, que cuando piense en tu sector directamente le aparezcas en su mente.

No te quedes en la superficie, escribe blogs, haz un podcast, da visibilidad a tu proyecto, muéstrate en los círculos donde tu cliente ideal se mueve, investiga a tu competencia para aprender de ella, nunca para copiarla, lee los comentarios de sus seguidores, de sus clientes, aprende qué les gusta más y qué menos, qué necesidades tienen.

Y no desistas, no pienses que tu mensaje no llega, insiste, tu finalidad tiene que ser poder ayudar a tu cliente ideal, de esa manera sabrá que cuando quiera saber algo o necesite ayuda, recurrirá a ti.

Si realmente quieres ser un referente pon foco en ello y que todo tu trabajo, tu estrategia, esté dirigido a llegar a serlo. Fórmate, especialízate, sal de tu zona de confort, ofrécete para charlas, para impartir masterclass, haz networking, asiste a eventos, colabora con otras personas afines a tu cliente ideal y ayuda, siempre ayuda. Al final todo llegará.

No todos llegan a ser referentes, estudia la trayectoria de los que lo son para ti y aprende de ellos, no es imposible, solo es trabajo duro, constancia y ganas.

¿Y tú, quieres ser un referente en tu sector?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.