La vida de la nómada digital, viaja y trabaja

La realidad de ser nómada digital

No sé si os pasa a vosotras, pero hasta hace relativamente poco no sabía lo que era un “nómada digital” y cuando lo descubrí tuve claro que quería ser una de ellos.

Todo fue a raíz de mudarme a León, a un pequeño pueblo, dejé mi ciudad natal y mi trabajo por cuenta ajena para vivir dónde yo realmente quería, en el campo y rodeada de naturaleza y tranquilidad.

Toda mi vida he trabajado en el ámbito financiero en distintos puestos con distintas responsabilidades pero tenía claro que no era un trabajo que me gustara o me llenara, simplemente la inercia de la vida me había llevado de un trabajo a otro, casi sin pensarlo, en el que me sentía poco valorada, vacía e improductiva. Tenía claro que quería cambiar pero no sabía hacia dónde.

Así que mientras buscaba trabajo en León descubrí a Mónica de los Ríos y vi su vídeo: “Yo soy Project Manager Digital” y ahí lo vi clarísimo, yo quería ser Project Manager Digital y ser Nómada Digital.

Intenté entrar en la convocatoria de la Escuela Project Manager Digital de noviembre del 2019 pero volaron las plazas, aún así no le perdí la pista y seguía cada paso que daban.

Encontré un trabajo en enero de Directora Financiera en una ecommerce y ahí ya empecé a trabajar parte en oficina y parte online desde casa, puesto que es una ecommerce a nivel europeo y trabajamos con equipos en remoto. En ese momento ya empecé a ser consciente de todo lo que el mundo online podía ofrecerme y que nunca hubiera imaginado.

En marzo volvieron a salir las plazas de la Escuela Project Manager Digital y no dudé, me inscribí en cuanto abrieron las plazas y por fin tuve la oportunidad que buscaba. En junio empezamos el curso que duró hasta diciembre pero en noviembre ya tuve claro que era mi profesión.

Dejé mi trabajo y me embarqué en esta maravillosa aventura, en diciembre empecé las prácticas y desde entonces no he dejado de trabajar.

Durante este verano, como autónoma que soy y con un negocio despegando, no podía dejar de trabajar, pero aún así no me he privado de viajar y he estado con mi ordenador trabajando por media España: Barcelona, Teruel, Toledo, Salamanca, Segovia, Ávila, Asturias…

Solo necesitas un ordenador, conexión a internet y las herramientas necesarias para hacer tu trabajo.

En mi caso me dedico más a organizar empresas y gestionar equipos en remoto, además de hacer consultorías estratégicas para escalar negocios online. Tengo clientes por todo el mundo y con distintos horarios, pero esta es la maravilla de este mundo, poder ampliar tu cartera de clientes a nivel internacional y gestionar tu tiempo de la mejor manera.

Así que he tenido tiempo de visitar todas estas ciudades, de pasar tiempo con mi familia y amigos y de compaginarlo perfectamente con mi proyecto personal y con el trabajo de mis clientes sin que ninguna de estas áreas se resienta.

Pero también he de decirte que no todo es maravilloso, si no eres una persona responsable, organizada y metódica es muy probable que este ritmo sea difícil de llevar a cabo y al final degenere en un descontrol y desorganización total.

Tienes que ser capaz de organizar bien tu tiempo, conocer los plazos de entrega, saber en qué momentos tienes que estar disponible, qué tareas son prioritarias y si vas de viaje acompañada, como es mi caso, adaptar los horarios a tu conveniencia lo más que puedas puesto que visitar una ciudad es más o menos flexible pero seguramente la reunión con tu cliente no lo sea.

Ponte un horario, sé realista y ten en cuenta que no estás trabajando desde la comodidad de tu casa, por lo que muchas veces el espacio o ambiente no será óptimo para ti, o la conexión a internet será inestable. Yo en mi caso tenía un router que llevamos de un sitio a otro para asegurarnos la conexión.

También piensa en todo el material que necesitas llevar…yo llevaba la mochila del portátil a reventar y tener que caminar un kilómetro cuesta arriba a 40 grados a las 3 de la tarde con eso a cuestas, ya te avanzo que no tiene nada de glamuroso…

Así que antes de adentrarte en esta aventura del nómada digital piensa bien si eres el tipo de persona capaz de llevar esto a cabo, porque aunque pueda parecer que un nómada digital no trabaja, te garantizo que hago todas las horas que tengo que hacer, ni más ni menos, solo trabaja menos quien mejor se organiza, así que ya sabes, si quieres este estilo de vida ten todo esto en cuenta y ¡adelante!

2 thoughts on “La vida de la nómada digital, viaja y trabaja

  1. Noelia says:

    Gracias Sandra, es verdad que como en todo siempre hay luces y sombras, pero la ventaja fundamental que como nómada Digital tenemos es que necesitamos muy poco para trabajar.
    SabIas palabras las tuyas y gracias por compartir esta reflexión y vivencia de tu verano.

    • Muchas gracias Noelia por tu comentario, siempre suelen enseñarnos las cosas buenas de las cosas, pero antes de embarcarte en esta loca aventura de ser nómada digital es bueno saber de antemano que no todo es tan bonito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *