10 trucos para emprender sin arruinarte

tips financieros

Cuando decidimos emprender uno de nuestros mayores miedos es arruinarnos, y no es para menos porque, de media, un negocio no es rentable el primer año, en el segundo alcanza su punto de equilibrio y en el tercer año ya empieza a ser rentable.

Y como experta financiera que soy (más de 15 años trabajando a los mandos de departamentos administrativos y financieros) hoy te doy 10 trucos que te irán genial para emprender sin arruinarte, porque al final nuestro objetivo es vivir de nuestra pasión, pero por muy buena que seas en tu trabajo, si no tienes en cuenta tus números y otras cuestiones (a parte de tener paciencia, que este es el truco por excelencia) es muy posible que tu sueño se desvanezca antes de lo que te imaginas. 

Pues toma nota sobre estos 10 trucos y comienza a aplicarlos desde ya:

1. Antes de emprender, analiza si podrás “sostenerte sin cobrar” durante 1-2 años, haz tus números, por un lado anota los gastos fijos que tienes y de los que no te puedes desprender, anota los costes variables que puedes modificar en función de tus ingresos y las fuentes de ingresos alternativas que puedas tener (ayudas, paro, padres, pareja..) y calcula el tiempo que puedes mantenerte sin ingresos por parte de tu emprendimiento.

2. Haz un producto/servicio mínimo viable, un producto/servicio que sea un “tester” de lo que quieres hacer, algo que no te suponga una inversión en tiempo y dinero importante y del que puedas sacar rendimiento y modificar en función de las necesidades de tu cliente ideal.

3. Valida tu producto o servicio, es decir, pide testimonios y feedback, comprueba con tus clientes o con tus prácticas que tu producto o servicio es bueno, pregunta si pagarían X por él, si lo ven necesario, si cubre las expectativas, cómo puedes mejorarlo, si hay algo que han echado de menos…para esto es recomendable hacer un formulario (lo puedes hacer a través de Google Forms) que puedas enviar a tus clientes para conocer su opinión sobre tu trabajo.

4. Ve paso a paso, de lo “pequeño a lo grande”, es decir, si vendes servicios, empieza por servicios 1 a 1 en vez de hacerlo grupal, es más sencillo vender a 1 persona que a 5, así que concentra tus esfuerzos en esa persona; una vez ya tengas una autoridad podrás pensar en programas grupales. Y si vendes productos, empieza con pocos, no pretendas vender 100 productos distintos, es mejor que te especialices en una área o nicho concreto y vendas unos 5-10 productos y concentres tus esfuerzos ahí y después irás aumentando ese número en función del feedback de tus clientes.

5. Especialízate, concéntrate en un cliente específico, en una técnica concreta, en un producto o servicio concreto, de esta manera tus esfuerzos estarán concentrados en una sola cosa y tu comunicación será mucho más clara y podrás ser un referente en ese nicho concreto, si pretendes vender a todos acabarás no vendiendo a nadie.

trucos no arruinarte

6. Revisa periódicamente los números de tus productos o servicios, yo te recomiendo que lo hagas mensualmente, es la manera de ver qué productos o servicios son más rentables y te quedes con ellos, si no analizamos y medimos vamos a ciegas y podemos tener la idea errónea de que el producto o servicio que más vendemos es el más rentable, cuando a lo mejor es el que menos margen nos está dejando, así que hay que revisar y ver cómo hacerlo más rentable o sustituirlo por otro.

7. Controla tus finanzas, sé que muchas veces da miedo, que enfrentarnos a nuestros números da miedo, pero si semanalmente controlas los ingresos y los gastos es la única manera en la que podrás poner remedio antes de que sea peor. Y eso puedes hacerlo con un excel o con un Kakebo (tienes más información sobre qué es un kakebo y tips de finanzas para controlar tus números en otro post del blog).

8. Aparta un 30-35% de tus ventas para impuestos, si, es una pasta, lo sé, pero es así, Hacienda somos todos y Hacienda no es tonta, así que más vale que de todo lo que cobres te hagas a la idea de que el 30-35% no te pertenece y directamente lo apartes a otra cuenta o lo bloquees, para que cuando te toque pagar trimestralmente los impuestos no te lleves sorpresas.

9. No contrates/inviertas si no tienes ya el dinero, contar con dinero “que ha de venir” no es operativo, si vas a delegar, primero piensa realmente si puedes pagarlo y hasta qué importe puedes hacerlo, no lo hagas pensando en lo que vas a vender de más si delegas, sino hasta qué punto puedes ahora delegar contando con lo que tienes, y lo mismo si vas a invertir en una web, rebranding, etc., no lo contrates si no tienes el dinero para pagarlo. Endeudarte NO es la solución, solo te creará más angustia, impaciencia y hará que hagas las cosas peor.

10. Contrata a un gestor que te asesore y gestione, para que te oriente y te ayude. Tener las cuentas al día, ordenadas y organizadas hará, por un lado que te sientas más tranquila y por otro, evitará sanciones de Hacienda y demás que te pueden dar muchos disgustos e incluso arruinarte.

Muchos de estos consejos son de sentido común, pero como se suele decir, es el menos común de los sentidos.

Emprender no es una tarea fácil, así que te recomiendo que tomes en cuenta estos 10 trucos para no arruinarte que te doy y los apliques desde hoy.

2 thoughts on “10 trucos para emprender sin arruinarte

    • Hola Inma!

      Me alegro mucho de que te hayan servido, la verdad es que a veces se hace cuesta arriba el tema de las finanzas pero con estos tips básicos seguro que cuesta un poquito menos.

      Muchas gracias por comentar!. Un abrazo grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *