Cómo saber si una formación es buena y es para mi

educacion_online

¿Has empezado mil formaciones y no terminas ninguna? ¿Cada vez que empiezas un curso te desmotivas al poco? ¿Estás cansada de pagar por formaciones que no te dan lo que necesitas?¿Te descargas todos los cursos y talleres gratis que encuentras?

Si eres una apasionada de las formaciones como yo, seguro que te has encontrado en alguna de estas situaciones.

Casi siempre acudimos a las formaciones por necesidad, un poco sobre la marcha, en función de lo que vemos que vamos necesitando, sin pararnos a meditar realmente si es lo que nos va a servir, a no ser que sea una formación que valga una pasta, que entonces la decisión ya la tomamos de otra manera, y la formación también nos la tomamos de otra, ¿verdad?

Porque si te fijas, ¿Cuántos cursos o talleres gratis realmente terminas y te sirven? Pocos, muy pocos. Y el problema no es el curso o la formación, el problema es el compromiso que ponemos de nuestra parte en relación a “LO GRATIS”.

Nos hemos acostumbrado a que nos lo den todo gratis, pero el nivel de compromiso e interés que le pones a algo por lo que has pagado (y no hablo de 5-10 € sino ya de 150 € para arriba) es muy diferente.

Primero porque partimos de la base que si algo es gratis no es muy bueno (muchas veces no es así, hay muchísimo contenido gratuito buenísimo) y segundo, porque como es algo que no te ha costado nada, tu nivel de esfuerzo y compromiso es prácticamente nulo.

¿Has contado la cantidad de recursos gratuitos y cursos y talleres gratis que tienes y no has hecho? Pues te recomiendo que hagas este ejercicio y te sorprenderás.

Otra de las cosas que veo mucho son los tutoriales gratuitos. Si te metes en Youtube seguro que encuentras un tutorial de lo que estás buscando….¡Qué digo uno, miles! Y ese es otro de los problemas, que como tienes a tu disposición tanto material gratuito no sabes por dónde tirar ni si es el adecuado para ti o si va a resolver el problema que tienes.

Entonces, ¿Cómo saber si una formación es buena para mi?

Primero, anota exactamente lo que necesitas saber, en qué necesitas formarte, cuáles son tus necesidades. Haz una lista con ellas lo más específica posible.

Segundo, busca referentes del sector con buenas recomendaciones y testimonios, fíjate en los comentarios, en qué es lo que más elogian las personas que se han formado con ellos.

Tercero, investiga los cursos, formaciones, programas que tiene y haz “match” con la lista que hiciste al principio, y si tienes dudas sobre algo: ¡Pregunta!

Cuarto, si vas a cursos, talleres o formaciones gratuitos fíjate también en los comentarios de Youtube por ejemplo, en las visualizaciones, en los seguidores, puedes extraer mucha información de ahí.

Quinto, si de verdad necesitas formarte bien, te recomiendo que pagues por la formación. Yo cada año invierto bastante dinero en formarme, cada año hago una formación de pago importante porque es vital para mi evolución formarme y si lo quieres hacer bien tienes que hacerlo acompañada, formarse sola es muy difícil y requiere de mucha disciplina, y te lo digo yo que me saqué mi segunda carrera a través de la UOC (La Universidad a distancia de Catalunya).

Sexto, el poder del grupo, tener un grupo de apoyo cuando nos formamos nos anima y ayuda a seguir y no tirar la toalla. También cuando hay sesiones de preguntas y respuestas, al ser un grupo, seguro que alguna de las compañeras pregunta algo que te sirve a ti o te da ideas que te sirvan. Conoces personas con tus mismas inquietudes, necesidades y creas sinergias que perduran en el tiempo.

Séptimo, ten en cuenta tu situación actual, es decir, si ves que no vas a tener tiempo para comprometerte con la formación, no la hagas, ya llegará el momento, pero no hay nada peor que agobiarte por querer llegar a todo y no puedes. Para formarnos tenemos que tener nuestra atención plena para sacarle todo el partido, sino es tontería porque solamente perderás tiempo y dinero.

Octavo, comprométete, si, para sacarle todo el partido a la formación tienes que poner de tu parte, hay muchas personas que se piensan que por hacer una formación no tienen que ir más allá, no necesitan más, pero no es así, tienes que ser curiosa, investigar y sacarle todo el partido posible, he visto a muchos compañeros de formaciones que al finalizar se quejaban porque no habían “conseguido lo que querían” y ellos y yo habíamos hecho la misma formación y yo las he exprimido todas al máximo y me han llevado a dónde estoy ahora mismo, pero porque siempre he ido más allá. Si no te mueves, si no investigas, si no te metes en el barro, no conseguirás el objetivo final, que es crecer.

Como ves, para saber si una formación es buena para ti, analiza todos y cada uno de estos puntos y después ya podrás meterte de lleno en ella.

¿Te has sentido identificada en algún aspecto? Me encantaría que me lo contaras, ya sabes que en mi mail hola@sandrafp.com tienes comunicación directa conmigo o me puedes dejar un comentario también, que prometo contestarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.